Tu público objetivo, llega a él.

Análisis del público objetivo de una empresa.

Cómo llegar a tu público objetivo

Está claro que vivimos en la era digital, podemos adquirir productos y servicios en un solo clic, desde alimentos, ropa, formación o contratación de cualquier tipo de servicio… Lo que antiguamente suponía una búsqueda en las páginas amarillas físicas, actualmente supone introducir una palabra clave en un buscador de internet y aquí aparece un sinfín de ofertas que dan respuesta a tu demanda.

 

Además, internet ha facilitado mucho visibilizar las empresas a nivel mundial y llegar a cualquier tipo de público objetivo. Esto ha posibilitado asumir nichos de mercado que a nivel local o autonómico no hubiese sido posible por su baja demanda en zonas geográficas concretas. En cambio, es veradad que todos tenemos las mismas oportunidades en el gran mercado.

 

¿Qué te llevará al éxito?

¿Si hay dos panaderías juntas, puerta a puerta, con precio y características de producto iguales, a cual irías?

En primer lugar ganará el más ingenioso, y este es tu momento… Hay que sacar la originalidad, singularidad, proactividad, carisma… Lo primero, es que tendrás que conocer a tu público objetivo. Es importante saber qué intereses tiene, por dónde se mueve, su género, edad, nivel económico y educativo… Cualquier detalle será valioso para poder ponerte en su piel pensando que si tuvieses esas dos panaderías enfrente y te dispusieras a comprar una barra de pan, cual eligirias y por qué.

 

Por lo tanto, la clave es el service design, lo que hace adaptar tu producto o servicio a tu cliente. El service design convierte una compra en una experiencia y lo que humaniza tu empresa, la acerca a tu público objetivo.

El marketing relacional te permite conocer a tu público y así poder ofrecerle un producto o servicio acorde a sus gustos, manteniendo contacto tras la compra y fidelizando, lo que te hará ganar prestigio y te dará publicidad asegurándote además que ese cliente vuelva.

 

En cocnlusión, el público objetivo elige dónde comprar por el hecho de sentirse identificado con la empresa en la que lo hace. Nuestro público es social, tiene un sentimiento de pertenencia a un grupo y la clara proyección de nuestra imagen de marca con misión, visión y valores será lo que nos dé personalidad.

 

 

Responsabilidad Social Corporativa

Vivimos en la era de la concienciación social y medioambiental. Como resultado, el público objetivo quiere ver empresas preocupadas por el planeta y que quieran intervenir por hacer de este mundo uno mejor, lo que se llama RSC (Responabilidad Social Corporativa), así que hay que educar muy bien a nuestra organización para ser un ejemplo para la sociedad ofreciendo a la vez un servicio cercano y profesional, con identidad y excelencia… para ello nuestra visibilidad en internet es clave y lo podremos hacer a través de varios medios: redes sociales, blogs, anuncios… y con contenidos muy diversos.

¿Quieres saber más? No nos pierdas la pista, en los próximos días hablaremos de cómo hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.