Construcciones en Costa Rica

Debido al covid-19, las construcciones en Costa Rica y en el resto del mundo se enfrentan a mayores retos que anteriormente para poder salvar el sector y conservar a los trabajadores en momentos de crisis como esta.

El sector de construcción ha sido el más afectado por la situación económica nacional, en los anteriores meses encontramos un decrecimiento en los trabajos que se realizan y el tamaño de construcciones también se ha reducido en gran medida, cosa que se ha agravado aún más debido a la emergencia con el Covid-19 haciendo que los anteriores problemas se sumen a los actuales encontremos una bajada aún más pronunciada.

Afectación del sector de constricciones en Costa Rica

Encontramos que el sector de la construcción bajó un 8,7% respecto al año anterior, según lo encontrado en la web del Banco Central de Costa Rica. 

Podemos observar también una fuerte bajada de los trabajadores en este sector, debido a que muchas de las empresas han entrado en quiebra y las que no han tenido que reducir el personal para poder adaptarse y seguir manteniendo al resto de la plantilla. Es por ello que se ha reducido hasta un 16,3% según datos publicados por el INEC.

Aumento de costes en la construcción y nuevas medidas

Debido a la pandemia, el aumento de costos ha incrementado potencialmente respecto a los años anteriores, y es que podemos encontrar hasta cuatro áreas que se han aumentado en particular, siendo estas las siguientes.

En primer lugar

Los costos contractuales, que se han elevado debido a ampliar los plazos para realizar las obras por tener paradas inesperadas por falta de personal o prohibición de realizar el trabajo impartido por el gobierno, es por ello que encontramos pólizas y fianzas más grandes o con términos ampliados para poder realizarlas con más tiempo de por medio.

Como segundo lugar

Encontramos los gastos de implementación que son necesarios para la lucha contra el covid-19, puesto que toda la equipación necesaria requiere de unos gastos extras para la empresa que no se habían calculado en primera instancia, también por supuesto encontramos las compras adicionales que recomienda sanidad como son los alcoholes o los medidores de temperatura para comprobar el estado de los trabajadores en ese momento.

En tercer lugar

Están los costes por un nuevo proyecto con medidas y precauciones que se deben tomar contra el Covid-19, lo que ocasiona tener que contratar más equipo y personal adicional como de seguridad para prevenir posibles contagios a gran escala en el trabajo, también se pueden considerar los gastos realizados para ampliar dichas áreas como los vestuarios o creación de nuevas como un lavabo de manos para mejorar la higiene en el puesto de trabajo.

Por último

Pero no menos importante, encontramos la pérdida de productividad, debido a que los trabajadores que están enfermos necesitan un mayor plazo de descanso por la enfermedad de covid que por otra enfermedad, haciendo que los periodos de baja productividad por falta de personal se alarguen.

Palabras del gobierno

El gobierno ha dado unas directrices a seguir para minimizar las consecuencias de todos los problemas que nos estamos encontrando debido a esta pandemia que vivimos, es por ello que también apega a que los gastos que se tengan que realizar en un principio, sean en parte, por un bien mayor y que forme parte de una inversión a futuro para los trabajadores para así reducir, por tanto, las veces que ellos se puedan enfermar. También explican que es una situación complicada para todos los sectores, y que la única forma de poder conseguir remontar es aguantar en estos difíciles momentos y esperar que con el tiempo la situación salga a flote y se pueda remontar.

Soluciones que podemos aplicar

Es por ello que encontramos que las medidas que más se han podido implementar en el sector de las construcciones en Costa Rica van desde la compra de equipo adicional como mascarillas, o cambio de guantes más regular, como protecciones para el personal, diferentes carteles con indicaciones importantes sobre cómo actuar respecto diferentes situaciones y por supuesto el reclutamiento de más personal para suplir las bajas que se realizan por la enfermedad. También se han contratado trabajadores expertos para otras modalidades como son la de limpieza o salud ocupacional. Todo ello ha llevado a tener que realizar otro plan de acción para calcular los tiempos adicionales que requieren todas estas medidas e implementarlas al plan ya hecho con anterioridad. Debido a todo lo anterior se puede ver porque han subido los costes de construcción en todos sus ámbitos, puesto que esta pandemia para este sector solo ha ocasionado problemas de tiempo, dinero y personal.

La nueva etapa en los sectores de construcciones en Costa Rica

Aunque hay pocas empresas en el sector de la construcción en Costa Rica que han pasado este bache sin más complicaciones y problemas y han podido solventar todas las medidas que han tenido que crear debido al Covid, encontramos que la gran mayoría no tiene los medios y capacidades para poder realizar dichas mejoras en un tiempo tan corto, y con gastos tan elevados que estaban fuera del presupuesto. Debido a que si una persona de la empresa es contagiada, seguramente contagie a gran parte del personal, haciendo que el trabajo de esa semana tenga que detenerse y cueste grandes cantidades para la empresa de construcción.

Para concluir...

Es por ello que aunque sea un gran esfuerzo para la empresa de forma inicial, se recomienda el aplicar las medidas anteriormente dichas, para poder reducir los costes a largo plazo en la medida de lo posible y que no suponga un bache y gasto mayor del que ya es. Gracias a estos protocolos podemos reducir tanto el contagio de las personas como las paradas no planeadas o los trabajos fuera de límite, haciendo que el personal sienta mayor seguridad en el trabajo y que por su puesto el empresario también gane confianza en poder contar con realizar la faena en su tiempo establecido.