¿Qué es el SEO?

El posicionamiento en buscadores, optimización en motores de búsqueda o SEO (del inglés search engine optimization) es un conjunto de acciones orientadas a mejorar el posicionamiento de un sitio web en la lista de resultados de Google, Bing, u otros buscadores de internet.​ El SEO trabaja aspectos técnicos como la optimización de la estructura y los metadatos de una web, pero también se aplica a nivel de contenidos, con el objetivo de volverlos más útiles y relevantes para los usuarios. El motor de búsqueda más utilizado es Google.

¿Qué debemos incluir en la redacción SEO?

 La optimización de un artículo en este tiene que contar con estas características:

  • Hacer contenido de calidad
  • Tener una palabra clave
  • Usar enlaces tanto entrantes como salientes
  • Optimización de las imágenes con SEO
  • Utilizar la palabra clave en los subtítulos
  • Ejecutar ciertas normas de legibilidad

La mayoría de los redactores saben la importancia del SEO, pero igualmente perpetran errores enormes en el momento de añadirlo a sus artículos. Por esto, se va a explicar paso a paso las mejores prácticas para subir la visibilidad orgánica.

Palabras Clave (Keywords) en la redacción

Son términos de búsqueda que el propietario de un sitio web o un profesional de SEO utilizará para optimizar un sitio web con el objetivo de posicionarse en la parte superior de los resultados de Google para palabras clave específicas.

El contenido tiene que tratar de dar respuesta a las consultas, brindar información original, de calidad y notable para el público. Por esto, es importante hacer una auditoría de keywords: ver qué palabras claves se usan más, el tráfico que dan en diferentes páginas web y el nivel de competidores.

¿Dónde van las palabras clave?

  • El título del artículo
  • Los subtítulos
  • En el primer párrafo 
  • En el cuerpo del texto
  • La metadescripción
  • En el último párrafo
  • La URL del artículo (slug)
  • En los atributos de las imágenes

Fisiología de un artículo SEO

La siguiente parte es realizar la estructura del contenido, es importante organizar bien la información y aprovechar los subtítulos (H2, H3 y H4). Se recomienda escribir párrafos de tres a cinco líneas. Y cada tres párrafos, añadir un H2.

Ordena tu contenido

El artículo debe contar con estructura coherente y limpia, se cuentan con los siguientes medios:

  • Subtítulos: Diferentes tipos. El H1, es el título de la nota. H2, son los subtítulos primordiales y mediante los cuales se realizan los H3.
  • Negritas:  se usan para señalar las ideas más relevantes del contenido. Además, si  se cuenta que esa parte tenga la palabra clave, dará importancia al tema del posicionamiento SEO.
  • Viñetas:  son muy atrayentes para los usuarios. Simbolizan un descanso visual y ayudan a comprender el contenido con sencillez.
  • Imágenes: Si se utilizan bien tienen la capacidad de llamar la atención del usuario mucho más que las palabras. 

Importancia del primer párrafo en la redacción SEO

Se encuentra muy poca información en la red sobre lo importante que es el primer párrafo en los artículos SEO. Básicamente, porque ese fragmento atrae al usuario. Es importante que sea llamativo, original y dinámico. Tiene que contener la palabra clave.

¡Cuidado con los subtítulos!

Los usuarios de Google buscan información para obtener la lista de resultados, buscan las palabras clave en los H1, H2 y H3. Así ven el nivel de coincidencia con la duda del lector y la calidad del contenido.

Cantidad de texto ideal en la redacción SEO

Los artículos más relevantes que están en la primera página de Google, cuentan con 1890 palabras, pero el algoritmo prioriza el contenido de calidad.

Si el artículo cuenta con 2000 palabras, pero no da exclusividad ni trascendencia, otros llamarán la atención. 

Densidad de palabras claves

Esta se debe a la cantidad de veces que tienes que repetir el keyword en el texto, con relación al número de palabras totales.

Antes era importante el uso excesivo de la palabra clave, pero ahora es al revés lo importante es la calidad de contenido.

En la actualidad, el algoritmo tiene menos relevancia a las repeticiones, pero continúa siendo un elemento concluyente para las búsquedas. Es recomendado no pasar del 3 % de densidad.

Legibilidad de la redacción SEO

Es el elemento de más importancia para que los lectores vean el contenido y se dispongan a distribuirlo, y así puedan analizarlo y comprenderlo con sencillez.

El artículo debe ser:

  • Fácil, que cualquier persona pueda entenderlo.
  • Que haya ideas cortas y precisas
  • Y aprovechable: con listas, subtítulos y utilizar bien las negritas.

Para esto, hay que tener en cuenta las siguientes buenas habilidades:

  • Longitud de las frases: No pueden tener más de 20 palabras. Con menos texto se puede llegar a decir lo mismo.
  • Longitud del párrafo: Mínimo 3 líneas, máximo 5. Para el lector es más sencillo analizar párrafos breves.
  • Distribución de subtítulos: Cada tres párrafos, se utiliza un subtítulo. Los buscadores usan los subtítulos para clasificar tu contenido, ayudando al posicionamiento natural.
  • Frases consecutivas: El análisis de legibilidad te descontará puntos cuando haya 3 frases o más que comiencen similar. Eso si lo utilizas como proceso creativo, en listas, precisamente para resaltar algo relevante, no hay que prestar mucha atención a este punto.
  • Uso de voces pasivas: Una frase pasiva tiene más dificultad para entenderla. Aquí un ejemplo:
  • Voz activa: Google examina la legibilidad de tus contenidos.
  • Voz pasiva: La legibilidad de tus contenidos es examinada por Google.
  • Utilización de palabras de transición: Las palabras de transición son las que conectan.  Utilizarlas con precaución para que la lectura del contenido sea más fácil.

¿Cómo redactar para usuarios?

Los escritores tienen que recordar que redactan para personas. Para saber cómo escribir contenido SEO, lo principal es hacer contenido con determinación.

Redacción SEO centrada en los usuarios

En 2011, Google hizo una actualización de sus algoritmos destacando los de mejor calidad y penalizando los que no cumplían ciertos parámetros:

Originalidad: El texto tiene que ser original.

Evita el Keyword Stuffing: intentar no repetir la palabra clave mucho. Solo la densidad aconsejada (3%).

Contenido atractivo: Google valora la importancia social de los artículos. Contra más usuarios lo distribuyan y sugieran mejor.

Redacción SEO orientada al Buyer Persona y el ciclo de compra

El objetivo primordial del artículo es complacer la necesidad de información que tiene este. La redacción contesta a una estrategia de contenidos.

Si cuentas con ideas claras, seguramente tendrás un artículo fuerte. Capaz de transformar a desconocidos en oportunidades de venta y a leads en clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.